Inyección en el punto gatillo: Su experiencia

La mayoría de las inyecciones del punto gatillo se administran en el consultorio de su médico. Antes del tratamiento, el médico podría pedirle que deje de tomar algunos medicamentos. Traiga consigo los resultados de las pruebas que le hayan pedido. Cuando llegue para hacerse el tratamiento, el médico le hará un examen y tal vez le pida que llene unos formularios.

Durante el procedimiento

Usted se sentará en una silla o se recostará en una mesa de examen, para que su médico pueda tener acceso al músculo afectado.

  • El médico palpará y estirará el músculo para encontrar la ubicación exacta del punto gatillo. Tal vez esto le duela, pero no demorará.

  • Una vez que encuentre el punto gatillo, el médico le inyectará una solución de medicamentos, como un anestésico local (que le dormirá la zona). Pregúntele a su médico qué tipo de medicamento le pondrá.

  • Este proceso se repetirá en todos los puntos gatillo que tenga.

Corte transversal de piel y músculo con dos dedos que comprimen el músculo para insertar la aguja.

Después del tratamiento

Podrá irse a su casa poco después del tratamiento. Descanse el resto del día. Los sitios de la inyección podrían dolerle por un día o dos; póngase hielo o calor en los sitios tratados, siguiendo las indicaciones del médico. Averigüe qué medicamentos puede tomar en caso de necesitar calmantes para el dolor. Podrá reintegrarse a su trabajo el día siguiente al tratamiento, si su médico da su autorización.

Cuándo debe llamar al médico

Llame a su médico si tiene más dolor, fiebre de más de 101.0°F, o supuración en el sitio tratado.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.